GASTRONOMÍA HISTÓRICA DE MÉXICO

Friday, December 16, 2005

La arqueología define seis etapas cerámicas de la gran ciudad de Teotihuacan:

1. Patlachique o “aplanado”: entre el año 100 antes de nuestra era y el primer siglo de ésta. Es cuando comienza la edificación de construcciones de piedra, cosa que ocurrió principalmente en lo que ahora es la zona norte del sitio arqueológico. También en este periodo se levantan los primeros montículos de lo que luego serán las dos grandes pirámides del sitio, la Montaña del Agua, que ahora conocemos más bien como pirámide del Sol; y la Montaña de la Estrella Polar, que ahora conocemos como pirámide de la Luna. Entonces la incipiente ciudad debe haber tenido unos cinco mil habitantes.

2. Tzacualli o “montículo”: entre el año 100 y el 150 de nuestra era. Se construyen los primeros edificios de lo que hoy conocemos como la Ciudadela, que es donde se encuentra la bella pirámide de Quetzalcóatl, al sur de las dos grandes pirámides centrales. Una construcción que luego será cubierta por nuevas edificaciones. También en este periodo cerámico se construye el conjunto que hoy conocemos como de los Caracoles Emplumados. La población de la ciudad aumenta en forma notoria, hasta llegar probablemente a los treinta mil habitantes. Seguramente hubo notables mejoras en la producción agrícola, la obtención de productos de otras partes de Mesoamérica y en la alimentación de las mayorías.

3. Miccaotli o “camino de los muertos”: entre el año 150 y el 250. Se traza y comienza la construcción de lo que hoy conocemos precisamente como Calzada de lo Muertos, con dirección norte-sur. La población sigue creciendo, ahora deben de haber sido unos cuarenta y cinco mil los habitantes de la gran ciudad, que se extiende en las cuatro direcciones, siguiendo los ejes de la Calzada y los del río que ahora llamamos San Juan, que pasaba a un lado de la Ciudadela, cortando en ángulo recto la calzada.

4. Tlamimilolpa o “estremecimiento”: del año 250 al 450 de nuestra era. La ciudad llega a tener unos sesenta y cinco mil habitantes, pues no para de crecer y mejorar sus condiciones urbanas en forma notoria. En este periodo cerámico, que corresponde al Clásico de Mesoamérica, es cuando se construye el gran conjunto de Quetzalpapalotl, al oeste de la Pirámide de la Estrella Polar. Sus efectos socioculturales llegan hasta el norte de lo que ahora es la República Mexicana, lo mismo que hasta los dos océanos, el Pacífico y el Atlántico, y hasta el sur de los mayas. Comienza el máximo esplendor teotihuacano.

5. Xolalpan o “resbalón”: del año 450 al 650. Se construyen las grandes unidades domésticas de Tepantitla, Tetitla y Atetelco, por ejemplo. Es cuando el arte y la sabiduría de Teotihuacan alcanzan su punto máximo de desarrollo, pues la ciudad llega a contar con ochenta y cinco mil habitantes, cuando menos.

6. Metepec o “monte de magueyes”: entre los años 650 y 750. Comienza la decadencia de la gran ciudad, que deja de crecer y disminuye su población a unos setenta mil habitantes. Ya no se sigue construyendo en forma intensiva, aparecen rastros de incendios por todas partes. Y al comienzo del siglo IX ya se encuentra casi despoblada por completo.

Por tanto, volvamos a decirlo una vez más: acerca de las costumbres gastronómicas de la gente que habitó en Teotihuacan es muy poco lo que se puede decir con certeza. De verdad muy poco. Ya que todo aquí es puro misterio y oscuridad.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home