GASTRONOMÍA HISTÓRICA DE MÉXICO

Tuesday, February 28, 2006

Más sobre el estilo del Claustro de Sor Juana

La enseñanza universitaria tiene que lucir en la práctica de nuestros estudiantes. Se forman como licenciado en gastronomía, no sólo como cocineros o administradores de empresas gastronómicas. Cuentan con un "plus" de humanismo universitario, cosa que resalta en el discurso con que legitiman sus elecciones y resultados. Se nota hasta en su trabajo más técnico.

Todas las recetas presentadas son dignas de concurso.

Se establecen bellos enlaces dialécticos entre, por ejemplo, la perfecta sencillez de ejecución puesta en juego en las quesadillas de escamoles, como la llamativa construcción de la sopa tipo velouté o la compleja realización del pato al pibil.

Claro hay que seguir practicando y estudiando mucho para lograr la plena excelsitud de la Gran Cocina Mexicana. Pero para allá van. Adelante y suerte.

Links to this post:

Create a Link

<< Home