GASTRONOMÍA HISTÓRICA DE MÉXICO

Wednesday, January 18, 2006

Comidas de Fiesta en Santo Tomás Jalieza, Oaxaca

Un desayuno, en días de fiesta en Santo Tomás Jalieza, preparado por la señora Ignacia Hernández Mendoza, es poder disfrutar uno de los mejores desayunos que sea posible encontrar en ese lugar del valle central de Oaxaca.



Entrar en su cocina se convierte en algo inevitable, pues los olores que de ella emanan invitan a pedir permiso para entrar y husmear en sus cazuelas, preguntar por los ingredientes en su mesa de trabajo y tomar fotografías para no olvidar detalles.

Lo primero de todo es iniciar el desayuno con un oloroso y espumoso chocolate. Se prepara con la molienda de la casa: cacao tostado, canela y azúcar al gusto de la familia Gómez, el resultado es bastante dulce sin empalagar, con un definido sabor de cacao, tenuemente aromatizado con canela.



Esta molienda de metate se mezcla con agua caliente, fuera de la estufa, y se bate enérgicamente con un molinillo de madera para conseguir abundante espuma. Se sirve en un tazón y se acompaña con pan dulce de San Antonino Castillo Velasco.

(



A continuación viene el plato principal: higaditos de fandango. Que la tradición de allá acompaña con una bebida muy característica del valle central: el chocoatole, consistente en un atole blanco de maíz, bien caliente, al que se le agrega una espuma fría de cacao molido. La combinación es contrastante y sorprendente, cuando lo dulce e insípido del atole blanco se une a lo amargo y lleno de sabor de la espuma de cacao, que, así, llena la boca y deslumbra al gusto.



La manera de preparar la espuma en Jalieza es sin chocolate, pues se hace a partir de una mezcla de pinole (maíz tostado, molido finamente con azúcar) con agua fría, que se bate como el chocolate para sacar espuma, una espuma con más cuerpo que la del chocolate.



Se sirve una taza de atole blanco con una buena porción de esta espuma encima. Es como un capuchino zapoteca.





























Los higaditos de fandango en sí, consisten en pollo cocido, condimentado con hierbas y frito.














Que se sirve en el caldo del pollo donde se ha cocido una gran cantidad de huevos batidos.
















Se parte la bola de huevo y se sirve en rebanadas con una pieza de pollo en el caldo sazonado con jitomate y azafrán.

























Por supuesto, no puede faltar la salsa de molcajete de jitomate asado con rajas asadas de chiles de agua.

























Y todo se acompaña con tortillas blancas oaxaqueñas.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home