GASTRONOMÍA HISTÓRICA DE MÉXICO

Tuesday, February 28, 2006

Comentario final y evaluación de la Primera Demostración

Como te das cuenta, esta crónica y evaluación de la Primera Demostración del Taller de Crítica Gastronómica esta dirigida, primero que nada, a quienes participamos en ella. Quiere producir mayor autoconciencia sobre lo realizado, pues comprender con cuidado lo así presentado es importante para dominar la crítica gastronómica.

Saber criticar es saber revisar. Saber juzgar lo hecho por uno/a mismo/a. Todo comienza con la auto-crítica.

Evalúate y evalúa al grupo y a las Chillys Willys con tus comentarios aquí mismo.

Nosotras creemos que sacamos un ocho de calificación. Nos fallaron dos cosas importantes: 1) nombrar secretarios que tomarán nota de los discursos de crítica de la demostración, y 2) no lograr una perfecta disciplina en toda la ejecución de ambas sesiones de demostración.

En concreto, a los dos grupos les faltó poner en acción su voluntad de trabajo en clínica. Esperábamos que todo mundo participara en el discurso de lo/as comensales degustantes, no que nos dejaran hablando solos. Cosa que les condujo a pecar tomando asiento cuando debían estar de pie, sufriendo los rigores reales del chef en acción, ¿no? De tomar asiento, ello debió ocurrir justamente como clínica, en círculo alrededor de la cocina y los degustantes, ¿no?

Nosotras, por las prisas y las inexactitudes, nos descuidamos de poner en accíón la clínica de degustación tal como debe de ser. Perdón, ya así lo comenzamos a corregir y resolver. Lo más importante del Taller, insistimos, está en el trabajo de clínica, es decir: en la conversación gastronómica que todo mundo ponga en acción justo durante estos ejercicios prácticos, donde tenemos el evento gastronómico realmente presente en clase. Quienes participaron como comensales saben muy bien que ese discurso sí se estableció allí, entre nos. Si todo mundo se hubiera unido, la cosa hubiera resultado perfecta, digna del diez de calificación que no nos damos. Que quede, ya dijimos, en ocho. Para todo mundo.

En general, a los dos grupos les faltó puntualidad y exactitud, varias veces alguien tuvo que abandonar la Sala en busca de algo que le faltaba; lo mismo pasó respecto a la requisición del equipo necesario; en lo más grave, fue grosero que faltaran servilletas en los dos casos y también fue muy grosero que no conservaran las tarjas libres de alimentos, en ambos casos también. Lo demás salió bastante bien.

Suponemos, desde ya, que la siguiente Demostración: cata de vinos y bocadillos, resultará un ejercicio práctico mil y una veces mejor en todo sentido. Porque ya estamos creando un circuito de retroalimentación crítica para todo el grupo por medio de este espacio virtual en la red.

Total: ¡Felicitaciones a todo mundo! La cordialidad puesta en acción fue en verdad gastronómica. ¡A nuestro entender, todo mundo se lució en todo lo que hizo como gastrónomo! Sólo nos queda consolidar con reflexión y autocrítica lo que ya saben hacer bien, cosa que haremos durante lo que nos resta de sesiones de trabajo del semestre. Gracias por su participación.

¿Qué opinas tú? ¿Qué nos faltó evaluar o comentar? ¿Qué quieres agregar por tu cuenta?

Si participas con ganas, esperamos así concluir esta primera etapa del curso. Cambiar de nivel, como en el Gameboy. Inventar, ahora, entre todo mundo, una nueva blog en la red, con información directa de crítica gastronómica experimental pura, es decir, de universidad.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home